Noticias

Maika Makovski presenta "Chinook Wind"

Maika Makovski presenta

"Chinook Wind" (Warner) se ha grabado en Bristol dónde ha tenido la oportunidad de trabajar de nuevo con John Parish con el que ya había trabajado en su tercer álbum. Este disco supone una celebración de arte y sensibilidad, una asombrosa colección de canciones que beben a sorbos de la misma fuente del talento extraordinario. 

Supone un disco de viaje, un latido en constante movimiento. Cada canción respira y tiene su propio espacio, y Maika plasma en canciones su propio periplo vital. Un peregrinaje que le ha llevado a descubrir el mismo germen de sus raíces en Macedonia “fui en 2013 a descubrir mis orígenes. Este disco nace en Macedonia, todo lo bueno que hay dentro de él, lo más fascinante nace allí”. 

Durante la grabación de “Chinook Wind” sobrevolaba la idea de un disco refugio, un trabajo de chimeneas, la transición en convivencia del invierno y la primavera. El álbum respira a cada paso, cada corte ilumina. Un disco de colores azules, fríos y helados con preponderancia del mismo invierno. Un trabajo salpicado de tonalidades naranjas, esos matices que encienden las emociones más cálidas. Una buena muestra de ello es el primer sencillo “Not in Love”, un viaje desnudo y etéreo, una canción de belleza embriagadora, un hechizo musical que el realizador David Trueba propala en el videoclip. 

Hace pocas semanas también nos desveló el tema "I Want to Cry". La escribí un mes antes de entrar a grabar, y la maqueta era muy poco ortodoxa, con loops de batería dispares, melotrones, trompas, voces, y sin bajo”.

Maika es una estrella fascinante, una rara avis, no hay nada parecido. Y es esa precisamente su magia.

I Want to Cry